lunes, 16 de marzo de 2015

EVS enero-febrero-marzo



Hola a tod@s,
Brevemente voy a contaros que hice las semanas pasadas respecto a mi voluntariado europeo en Murcia. Aunque son sólo unas semanas, tengo impresión de que muchas cosas pasaron: el intercambio relacionado con las actividades en la cárcel en Italia, la evaluación intermedia cerca de Málaga, los talleres llevados a cabo por mí en la cárcel “Campos de río” y los proyectos realizados en la oficina de Euroacción.

En febrero fui con otros voluntarios (Solene, Ugo y Maja) a Italia, a Salerno (cerca de Nápoles) para participar en el intercambio llamado “Liberty of soul”.  Las entidades de España, Rumania, Lituania e Italia formaban parte del grupo que trabaja (cada uno en su país) con el tema del sistema penitenciario. Durante la formación no sólo visitamos algunos centros de menores intercambiando la experiencia con otros profesionales, sino también hablamos de los retos y las dificultades relacionados con el trabajo en la cárcel. El intercambio resultó bastante interesante ya que conocí una “realidad penitenciaria” diferente a la española.

Dos días después, me fui a la formación intermedia cerca de Málaga que duró unos 5 días. Al principio me agobié un poco por la cantidad de gente (150 personas), pero después nos dividieron en grupos pequeños de 20 personas, lo que me facilitó conocer de forma más profunda a  algunos de mis compañeros. Las actividades propuestas por la formadora me gustaron bastante, aunque consideraba que pudieran ser más exigentes. Debido a mi experiencia previa relacionada con el voluntariado europeo a corto plazo en Bielorrusia, tenía la impresión de que el YouthPass me sirve para nada en realidad. Sin embargo, durante la sesión dedicada a dicho certificado en la formación intermedia cambié de opinión, ya que creo que ese documento puede demostrar no sólo el conocimiento, sino también las habilidades que he aprendido a lo largo de mi voluntariado.

Actualmente estoy diseñando y llevando a cabo talleres sobre la igualdad de género en la cárcel “Campos de río”. Esta es una nueva experiencia que me permite desarrollarme tanto profesionalmente como personalmente. El grupo de internas es muy diverso: hay personas que realmente quieren trabajar y cambiar sus condiciones de vida, no obstante hay también aquella gente que pasa de todo sin preocuparse por su futuro. A través de estos talleres estoy aprendiendo a ser más tolerante y paciente.

En la oficina estoy terminando coordinar el proyecto “Emotion for EVS Mentors” que tuvo lugar en febrero en Caravaca. Actualmente me toca terminar la parte financiera: comprobar los billetes con las facturas recibidas para, al final, calcular todos los gastos. Además, empecé a preparar un proyecto – seminario de contacto – llamado “EVS, Let´s connect”. Antes de hacer el voluntariado tenía experiencia respecto a los proyectos de intervención social realizados a nivel local. Ahora mismo estoy aprendiendo a diseñar, y en consecuencia, a implementar los proyectos internacionales (Erasmus plus). El tercer proyecto consiste en realizar una investigación, este proyecto está financiado por la Unión Europea, y trata sobre la prevención del abandono escolar que se realiza a nivel europeo. Dado que es sólo el comienzo os contaré en el segundo artículo como va todo. :)

Joanna Rozdzestwienska

No hay comentarios:

Publicar un comentario